Acordaron creación de equipo conjunto e intercambiaron propuestas

Acordaron creación de equipo conjunto e intercambiaron propuestas

David Monreal Ávila, próximo Coordinador general de ganadería y Víctor Villalobos, futuro titular de SAGARPA, se reunieron esta tarde, por segunda ocasión, con miembros de la Confederación nacional de organizaciones ganaderas (CNOG), para intercambiar propuestas relacionadas a la política pública pecuaria del próximo sexenio.

A través de un documento de propuestas y una explicación breve de cada rubro que los ocupa, miembros de la CNOG abordaron sus necesidades más sentidas en materia ambiental, presupuestal, financiera, sanitaria, de comercio internacional, etc.

Por su parte, David Monreal se comprometió a construir un equipo de transición con los expertos en cada materia para dar seguimiento a las propuestas vertidas, y traducirlas en acciones que mejoren la actividad pecuaria nacional.

Recalcó que, de los 25 programas prioritarios que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, pretende impulsar como sello característico de su administración, 4 dependerán de la Secretaría en comento, los cuales son: la unión de Liconsa y Diconsa en la futura Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex); la producción y distribución de fertilizantes en toda la república; la actualización y operatividad de la canasta alimentaria y; el crédito ganadero a la palabra.

Asimismo, Víctor Manuel Villalobos aseguró que en breve sostendrán una tercera reunión para dar respuesta a las peticiones de la CNOG, así como para seguir construyendo lazos de amistad y vías de comunicación entre la confederación y los futuros funcionarios.

Oswaldo Cházaro, presidente de la CNOG, tuvo a bien invitarles al próximo encuentro nacional ganadero, en el que se darán cita equipos técnicos y otros representantes miembros de la misma y que se llevará a cabo los días 6 y 7 de diciembre.

A manera de conclusión, Monreal Ávila dijo que los pequeños productores serán el centro de las políticas públicas pecuarias, no sólo como beneficiarios, sino como proveedores y facilitadores en programas como el de abasto de leche, que tendría dos objetivos reducir la dependencia de importación y logrará la soberanía alimentaria nacional.