Alianza: con el pueblo

Alianza: con el pueblo

Objetivo: Presidencia 2018

El día de ayer, en el III Congreso Extraordinario de #Morena, se fijó como objetivo de todos quienes formamos parte de este movimiento, ganar la presidencia de la República en el 2018, y así iniciar la transformación de la Nación.

Se hizo un análisis a fondo y una reflexión sobre el proceso electoral de este año. Quedó claro que nos enfrentamos a una mafia que no quiere dejar de robar ni está dispuesta a perder privilegios, y si para ello tiene que violentar la Carta Magna, pisotear la ley electoral, cooptar a instituciones y tribunales electorales, usar el dinero público o los recursos de procedencia ilícita para la compra de votos, sembrar el miedo entre la población usando a grupos armados y a las propias fuerzas del orden, cometer fraude, en términos sencillos, no dudará en hacerlo. Tal y como ocurrió en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz.

Sin embargo, lo positivo es que aún y cuando Andrés Manuel López Obrador y Morena son objeto de un sistemático golpeteo y acoso por parte del sistema, se cuenta con el respaldo de la gente. Seguimos de pie y en pie de lucha. Aunque no lo dicen los medios de comunicación oficialistas, somos la única fuerza política en claro ascenso y en algunas entidades, como la Ciudad de México y el Estado de México, ya somos la primera fuerza electoral. Por eso, existe una clara consigna que se resume en: “Todos contra Morena”.

El haber obtenido, el pasado 4 de junio, más de 2.5 millones de votos pese a toda la embestida de Estado, nos motiva a seguir adelante, pero no sólo eso, sino que nos obliga a redoblar esfuerzos. Vivimos momentos definitorios. El país está en llamas. La República en emergencia.

Obligados a actuar en consecuencia, tenemos el deber moral y político de poner todo el talento y las ganas para no perder la batalla -el próximo año- que definira el rumbo de México no sólo para los próximos seis años sino para las próximas décadas.

Los medios, para mandar de una vez por todas al basurero de la historia al cártel de Los Pinos, son: fortalecer la labor de información, concienciación y organización; que cada Comité se transforme en circulos de estudio y análisis de los problemas nacionales; fortalecer la promoción y la defensa del voto; reforzar la estructura de Morena en todos los distritos electorales; ampliar el trabajo territorial del movimiento en todo el país; y, lo más importante, la política de alianzas se sustentara en el apoyo de los ciudadanos, con el pueblo, con militantes y simpatizantes de otras fuerzas políticas pero no con las diligencias corruptas que han sido aliados del PRI, del PAN y de Peña Nieto.

Morena es un referente moral en medio de la política del pillaje, por eso mo aceptamos simulaciones y no podemos ir con quienes han traicionado al pueblo y se han vuelto matraqueros del régimen de corrupción y privilegios, ya sea firmando pactos, aprobando reformas estructurales y sus leyes secundarias, incrementando el precio de las gasolinas o haciendo alianzas legales y de facto con el PRIAN para impedir la victoria de Morena en entidades claves.

Con esos ni a la vuelta de la esquina. Mejor solos que mal acompañados.