AMLO propone aumentar 22% los salarios

AMLO propone aumentar 22% los salarios

  • Calderón, el expresidente más caro para los mexicanos, dice que no es posible

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha señalado repetidas ocasiones que los salarios en México deben aumentar, en promedio, 22% cada año, en respuesta a esta propuesta, el expresidente Felipe Calderón dijo: “Los aumentos al salario por decreto, sin cambios en productividad, demanda u oferta laboral, solo repercuten en mayor inflación. Como ocurre en Venezuela. Si como propone aquí López Obrador el salario aumenta 22% al año, los precios subirán más que eso. Economía 1”.

Este simple mensaje refleja toda una campaña de sucias mentiras contra el proyecto de nación de #Morena. Una vez más se hace alusión a Venezuela en un tema que es estrictamente nacional, además se recurre al viejo y gastado argumento de la posible inflación sin mencionar que 2017 tuvo un record histórico en el alza de precios provocada por la reforma energética y la liberación del precio de los energéticos

Sin mencionar que un comentario contra el aumento en los salarios resulta insultante proviniendo del expresidente con la pensión más costosa, el tema da para reflexionar.

Hablando de productividad, de acuerdo con el último informe del mercado laboral del Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo) de Colombia, México y Chile son los países más productivos de América Latina (AL), sin embargo, Chile presenta salarios tres veces más altos que en nuestro país. Esto se debe a que el cálculo de salarios en México es simplemente inferior a las posibilidades de nuestra economía, lo que explica la súper concentración de la riqueza en unas cuántas manos.

Es decir, un incremento paulatino de salarios, combinado con el combate real a la corrupción (que anualmente nos cuesta 347 mil millones de pesos) y una política monetaria adecuada, no sólo es posible, es indispensable.

El economista mexicano Santiago Capraro, en su artículo titulado: Política monetaria y salario mínimo en México: una visión crítica, expone que: “aquellos que sostienen que una política que pretenda llevar el salario mínimo por encima de la línea de bienestar generaría una espiral inflacionaria, un efecto negativo sobre el empleo y un incremento de la informalidad (visión que manifestó calderón) es defendida por el Banco de México en sus informes oficiales y sostenida de manera férrea por sus funcionarios, [pero que ] una de las claves para controlar la inflación es la política salarial que se ha aplicada en los últimos 20 años, y no la política monetaria.

Si bien es cierto que la política salarial y monetaria debe entenderse como dos aspectos correlativos, no puede anclarse el desarrollo económico de la clase trabajadora mexicana únicamente con informes a modo, miedos y argumentos que han demostrado (histórica y regionalmente) ser inexactos y tendenciosos.

La política de la súper concentración de la riqueza, la desigualdad, la pobreza laboral y la inflación galopante que impera en México debe acabar y comenzar una nueva era de equidad y justicia social. Como Senador de la República respaldo las propuestas salariales de Andrés Manuel (tomando en cuenta que tenemos un rezago incluso a nivel constitucional en la materia) y reviro la crítica contra Calderón y la clase política opulenta y cínica a la que pertenece.