¿Anaya cae al tercer puesto?

¿Anaya cae al tercer puesto?

Después de la disputa que se desató al interior del PRIAN, todo se puede esperar. Tal vez la fuerza política de Anaya no era suficiente como para ostentar esa actitud arrogante que mantiene, pese a ser el único candidato investigado por un ilícito como lo es el lavado de dinero.

Esa disputa en el PRIAN nos mantiene a la expectativa de más escándalos como la denuncia del panista Cordero ante la PGR en contra de Ricardo Anaya, por la vado de dinero, claro.

El dirigente de la corriente perredista Izquierda Democrática Nacional (IDN), Alejandro Camacho, está por definir si respaldan o no al aspirantes panista, pues los militantes del sol azteca están inconformes por las decisiones que tomó la dirigencia de ese partido, incluso dijo: “los cerca de 180 candidatos que IDN postuló por el Frente están analizando ejercer el voto cruzado el 1 de julio”.

Aún sin Margarita en la contienda, son muchos los panistas que ejercerán su voto de castigo contra Anaya, al considerar que el proceso que urdió para elegirse candidato fue violatoria de sus estatutos y contraria al espíritu democrático.

De hecho, ex miembros de su campaña como Susana Pedroza, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, se sumó a la campaña de Andrés Manuel López Obrador y aseguró que ningún zavalista votaría por Anaya.

Sumado a ello, el intercambio de acusaciones de corrupción entre los candidatos del PRI y el PAN previos al debate, enmarcaron el peor escenario para el joven candidato, pues sólo unas semanas antes se habían invitado mutuamente a declinar en favor del otro.

Tomando en cuenta que las últimas mediciones habían marcado una caída de dos puntos en las encuestas y  sin la posibilidad de una nueva reconciliación a dos semanas de que concluyan las campañas, parece ser que Anaya podría caer incluso al tercer lugar, siendo superado por un José Antonio Meade que tendrá que apostar todo a las tradicionales tácticas delictivas de operación electoral del PRI.

Ahora ni uno de los dos candidatos tiene fuerza para pelear por el segundo lugar, apenas les alcanza para huir del tercero.

Sigamos aprovechando los días que nos queda e impulsando la campaña de AMLO como si fuera el día uno. No dejemos margen de error y consolidemos nuestra victoria. Juntos Hagamos Historia.