Chiapas, Tabasco y Campeche

Chiapas, Tabasco y Campeche

Estos tres estados, que conforman la frontera sur con Guatemala, son considerados prioritarios para el Crédito Ganadero a la Palabra por su vocación ganadera, y sobre todo por la necesidad de combatir la pobreza y las carencias alimentarias en las zonas rurales.

Además, existe una fuerte presencia indígena en estas tres entidades, sobre todo en Chiapas y Campeche, que se encuentran entre los 7 estados con mayor porcentaje de hablantes de lenguas originarias.

Como ustedes ya saben, en las reglas de operación se da preferencia a las comunidades indígenas, y también a las mujeres, con quienes existe una deuda histórica de justicia en el campo.

Los avances de entrega de ganado hasta el mes de noviembre son los siguientes:

En Campeche hemos entregado 3 mil 686 vaquillas, 303 sementales y mil 303 beneficiados.

En Chiapas llevamos 7 mil 342 hembras y 726 sementales para 2 mil 384 pequeños productores.

Y en Tabasco, se han entregado 2 mil 378 novillonas y 90 sementales para 347.

La frontera sur es una zona especialmente importante por sus carencias sociales y por su colindancia con Guatemala, de donde procede la mayoría del ganado ilegal que entra a México y que la Guardia Nacional ya está supervisando.

Este programa es muy bondadoso porque desde el primer día la familia de cada productor tiene acceso a un medio de subsistencia y alimentación con la leche y sus derivados, además de la posibilidad de comercializar los excedentes y aumentar sus ingresos.

Eso es muy importante porque precisamente las carencias alimentarias son un indicador de pobreza que nos urge combatir, porque de una buena alimentación se deriva una buena salud y con ese hecho ofrecemos un mejor panorama y mejores posibilidades para las familias rurales.

Como dice el presidente, nuestro compromiso es que coman los que nos dan de comer.

Por darles un ejemplo de la situación que se vive en estos estados, en Campeche, según los indicadores de carencia social 2018, el 46.2% de la población vive en pobreza, 9.8% de las cuales lo hacen en pobreza extrema; y la falta de acceso a la alimentación afecta al 24.7% de la población, lo que la vuelve la tercera carencia más frecuente entre los habitantes.

Es por eso que nos esforzamos por ir directamente con los pequeños productores y les platicamos de estos programas, para que quienes nunca habían recibido apoyo puedan adquirir su ganado y puedan mejorar su economía familiar, que es muy importante para evitar otros fenómenos sociales como la migración y el desvío de nuestra juventud hacia las conductas antisociales.

Para el próximo año estaremos llegando a más municipios, porque la necesidad es mucha y nos hace falta todavía alcanzar a llegar a muchas comunidades, pero hacia allá vamos, estamos intentando llegar a la población más humilde, a quienes viven en pobreza pese a mantener con mucho esfuerzo su vocación ganadera.