Comienza la entrega de 1 millón de novillonas y 50 mil sementales a pequeños productores

Comienza la entrega de 1 millón de novillonas y 50 mil sementales a pequeños productores

Este viernes iniciamos formalmente en Macuspana, Tabasco, el Crédito Ganadero a la Palabra, uno de los 25 programas prioritarios del Gobierno Federal que se encuentra a mi cargo como Coordinador General de Ganadería en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), el cual tiene como objetivo entregar un millón de novillonas o vaquillas y 50 mil sementales a pequeños productores, y de este modo impulsar la producción de carne y leche que nos permita alcanzar la soberanía alimentaria nacional.

Con la entrega de los primeros ejemplares pudimos presenciar cómo la esperanza de la sociedad que depositó en nosotros su confianza, se convirtió en certidumbre de un futuro más próspero. Las y los ganaderos llevaron a sus familias una nueva ilusión para seguir trabajando y salir adelante.

El programa lleva el nombre de crédito a la palabra porque se sustenta en la confianza con las y los beneficiarios, quienes no deberán pagar intereses ni otorgar garantías, sino simplemente pagar en especie el mismo número de vientres recibido, después de lo cual podrán ser beneficiarios nuevamente.

Los solicitantes tienen derecho de recibir de una a 10 vaquillas y un semental, ambos con calidad genética, sanidad y en edad reproductiva. El número de vientres dependerá de la capacidad de manutención que tenga cada productor para evitar el sobrepastoreo, así como sus necesidades económicas, favoreciendo siempre a quienes más lo necesitan.

Ese mismo día, el Presidente nos acompañó a Salto del Agua, Chiapas, donde tuvimos el placer de entregar personalmente los créditos a las y los beneficiarios; créditos que también incluyen apoyos económicos para asegurar la alimentación del hato durante la época de estiaje, asesoría técnica y atención veterinaria.

El Crédito Ganadero no se limita sólo a la entrega de ganado bovino, incluye también ganado caprino, porcino y apícola, lo que le permitirá que el programa se adapte a las diferentes realidades de la pluralidad mexicana.

Durante el segundo día de la presentación nos trasladamos a Campeche, visitamos las comunidades de Benito Juárez y Escárcega, y desde ambas tribunas el Presidente informó a los asistentes sobre la nueva política integral para el campo, que incluye tres programas prioritarios más: la fusión de Liconsa y Diconsa en la nueva Segalmex (Seguridad Alimentaria Mexicana), la creación de una empresa nacional de producción y comercialización de fertilizantes a precios bajos y los precios de garantía para granos básicos (maíz, frijol, arroz y trigo); además del programa “Sembrando Vida”, que pretende reforestar un millón de hectáreas.

En los cuatro actos públicos tuvimos la oportunidad de escuchar las inquietudes de la población y responder brevemente a las dudas que nos fueron planteadas; no obstante, las reglas de operación que rigen al programa son públicas y se pueden consultar en:

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5550950&fecha=22/02/2019; sin olvidar que mantendremos el acostumbrado diálogo de ida y vuelta con la sociedad en general por nuestras redes sociales y sitios web.