¿Cómo es el ganado que estamos entregando?

¿Cómo es el ganado que estamos entregando?

El Crédito Ganadero a la Palabra está dirigido a los pequeños productores que se han mantenido activos pese a las dificultades que significó tener que competir en condiciones desiguales y sin apoyo gubernamental. Nuestra población objetivo son las y los ganaderos que han conservado esta vocación ancestral y quienes entregarán la batuta en el relevo generacional que tanto urge al subsector.

En este sentido, como conocedores de su actividad, lo beneficiarios del programa tienen el conocimiento para distinguir al ganado con sanidad y calidad genética, por lo que es muy difícil que existan simulaciones o engaños respecto de los animales que estamos entregando.

No obstante, diseñamos los lineamientos del programa con el fin de garantizar que el ganado bovino, caprino, ovino, porcino, y apícola cuenten con tres requisitos básicos: calidad genética, sanidad y adaptabilidad.

Para los efectos de este programa, se entiende que el ganado con calidad genética es aquél cuya producción es superior a la media del hato, rebaño, piara o apiario. La intención es que su aportación mejore la productividad de los animales en la unidad de producción de la especie que se trate.

Por otro lado, para controlar la sanidad de los ejemplares, todos los involucrados en el programa deberán cumplir con la norma mexicana NOM-045-ZOO:1995, que se refiere a las características zoosanitarias para la operación de establecimientos donde se concentren animales para ferias, exposiciones, subastas, tianguis y eventos similares; además de contar con el certificado zoosanitario de movilización y cumplir con la obligación de incorporarse a las campañas de sanidad animal vigentes.

Por último la adaptabilidad se garantizará gracias al comité de trabajo para verificar los certificados de registro genealógico, quienes aportarán la información necesaria para entregar las subespecies que mejor se desempeñen en cada región del territorio nacional.

“Es imprescindible conocer el ambiente y medir la mayor cantidad de parámetros presentes en el mismo, tales como temperatura, humedad, parásitos, enfermedades, etcétera. Esto porque es nuestra responsabilidad poner el genotipo adecuado en cada ambiente en particular”, como bien se dijo en el Congreso Ganadero del Norte Argentino.

A todas estas medidas se suman los paquetes tecnológicos que estarán a disposición de los beneficiarios y que garantizarán la correcta crianza del ganado y el éxito del programa, que es uno de los 4 que el Presidente de la República tildó de prioritarios para el rescate del campo.

Con la ayuda de productores y especialistas, el Gobierno de México está sentando las bases de un nuevo esquema nacional de producción de alimentos, que tenemos la confianza, ayudará a combatir la pobreza alimentaria y la desnutrición que lastimosamente siguen padeciendo miles de familias mexicanas.

Juntos seguimos haciendo historia.