El Monrealismo, movimiento y causa…

El Monrealismo, movimiento y causa…

El Monrealismo es un movimiento de ciudadanos libres. Es un movimiento que lucha contra el sistema y el régimen de corrupción y privilegio. Nuestros propósitos son claros: instaurar un nuevo orden social, económico y político; poner la agenda de los ciudadanos en el centro de las decisiones públicas; y atender el dolor social de la gente y las históricas demandas populares.

El objetivo, es llegar como una gran fuerza política al 2018. Nosotros seremos el fiel de la balanza. Vamos a rescatar al país y a Zacatecas. No vemos el futuro de México y de nuestro Estado con resignación, ni estamos dispuestos a renunciar a nuestra responsabilidad de construir alternativas.

¡Basta del exceso de justificaciones y de la falta de resultados! No queremos administrar la crisis. No apostamos por un cambio de partido en el poder, ni de personas en los cargos. Queremos construir una nueva República, edificar una nueva manera de hacer política y crear las condiciones para que a los hombres y mujeres honestos les vaya bien y a los corruptos mal, para que todos tengamos una vida digna, con paz y seguridad.

Estas causas y estos propósitos que nos hemos trazado en el horizonte inmediato, suenan difícil de lograr, pero los retos de nuestro tiempo son para enfrentarse, no para sacarles la vuelta. Creemos que vale la pena luchar por la esperanza. Somos millones, aquí y allá, a lo largo y ancho del país, quienes estamos entusiasmados y dispuestos a seguir participando.

Al igual que en 1998, hoy, los Monrealistas venimos a refrendar nuestra disposición para trabajar sin descanso en la construcción de un nuevo país y un nuevo Estado, donde se privilegie el diálogo, se avance por encima de las mezquindades personales y la voracidad de una clase política que ha empobrecido material y moralmente al país y a la entidad. Nos duele México y Zacatecas. Nos indigna que un país y un Estado tan grande, de gente alegre y generosa, hayan sido postrados por una clase política y gobernante sin principios.

La transformación de nuestro país y de nuestro Estado, ha sido postergada por quienes eligen gobernar pensando en las próximas elecciones y no en las próximas generaciones. Frente a esta realidad, nosotros elegimos creer que un mejor futuro es posible.

Estamos convocando a todas y a todos los que creen en este movimiento, a no bajar los brazos, a no cansarse, a encontrar en el anhelo de una mejor vida y un futuro más prometedor, la motivación que nos haga construir un México y un Zacatecas más justo, igualitario y próspero.

Estos días oscuros, son días también para entender que más grande que los nubarrones que hoy ensombrecen nuestro cielo, ha de ser nuestra esperanza. Elegimos creer que hay esperanza, pero sabiendo que para ello habrá que crear una nueva generación de ciudadanas y ciudadanos, capaces de refundar las instituciones y luchar en la defensa de nuestro futuro.