Incrementar 8% la producción, y generar 75 mil empleos anualmente, sus principales metas

Incrementar 8% la producción, y generar 75 mil empleos anualmente, sus principales metas

Esta tarde, David Monreal Ávila, próximo titular de la Coordinación General de Ganadería, sostuvo una reunión privada con miembros de la Confederación de Porcicultores Mexicanos (CPM), quienes entregaron un documento con las líneas programáticas para el fortalecimiento de su actividad.

En cuanto a los pequeños productores, las tres principales propuestas son: modernización de las unidades de producción, mejoramiento de la dieta del ganado en la producción familiar, y desarrollar centros de transferencia genética para eliminar la monta directa, con lo que se reduce el riesgo de transmisión de enfermedades.

Para los medianos productores se estima necesario incentivar el consumo de carne hasta llegar a la media de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE); acercarlos al consumidor final, eliminando intermediarios, y figuras y acciones que integren a los productores en asociaciones organizadas.

Ahondaron en la importancia de crear la cultura del fondo de aseguramiento, para lo cual es indispensable dar credibilidad y operatividad a estos mecanismos, para que el pago de las aportaciones haga menos necesario el subsidio gubernamental.

Respecto de la importación de carne de cerdo, se mostraron preocupados por los requisitos que consideraron insuficientes, en comparación con los establecidos en otros países, por lo que propusieron hacerlos más estrictos sin incurrir en prácticas discriminatorias o similares que contraríen los acuerdos del TLC.

Monreal celebró la voluntad de cooperación que la CPM le manifestó, y les recordó que las políticas públicas pecuarias estarán dirigidas principalmente a las familias más necesitadas, reiterando que el diálogo se mantendrá permanentemente abierto para dar recepción y seguimiento a las demandas que surgen en el sector.

En otro orden de ideas, José Luis Caram, presidente de la CPM, aprovechó la ocasión para informar al próximo Coordinador sobre el peligro que la peste porcina africana representa para la porcicultura mexicana. Pese a que no existe en América esta enfermedad, en China, Europa del este, Corea del Norte y Corea del Sur, ya hay brotes que terminan con la vida del 100% de los ejemplares infectados, ya que no hay vacuna ni tratamiento.