Investigadores mexicanos desarrollan nueva variedad de pasto para ganado

Investigadores mexicanos desarrollan nueva variedad de pasto para ganado

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que investigadores del Colegio de Postgraduados (Colpos) y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), desarrollaron una variedad de pasto azuche denominado NdeM REDGATRO para bajíos tropicales inundables, más productivo y digestible para el ganado.

13 años de investigación permitieron obtener la primera variedad registrada en esta especie, que principalmente beneficiará a productores del sur y sureste de México.

El NdeM REDGATRO se adapta para enfrentar ambientes contrastantes de sequía e inundación, estolones largos para mantener un área foliar viable en inundación y nudos de fácil enraizamiento, así como producción de hojas de calidad que cubren rápidamente el suelo conforme ceden las condiciones de inundación.

Este es un gran paso para comenzar a transformar el carácter importador que México ha mantenido en cuanto a semillas y especies de pastos forrajeros; además de que tradicionalmente ha abastecido y abastece su mercado de semillas con material nacional de traspatio, que no tiene calidad genética y sanitaria destacada.

La intención es que esta tecnología llegue al mercado de semillas, para lo que serán necesarios convenios con empresas, y así intensificar la disponibilidad de semillas para abastecer la demandan de productores, en especial del sur y sureste del país.

En otras noticias, el 30 de enero tuve el gusto de asistir a la Convención Nacional 2020 de la Federación de Colegios y Asociaciones de Médicos Veterinarios Zootecnistas de México A.C. (FedMVZ), con quienes hemos trabajado muy de cerca para mejorar la sanidad del ganado mexicano, y en especial en la implementación del Crédito Ganadero a la Palabra.

Cabe recordar que la labor de este equipo de profesionistas se extiende más allá de sólo el ganado entregado, abarcando todo el hato de los beneficiarios, entendiendo que la salud no se puede tratar de forma individual, ya que el fin último no es la simple tenencia del animal, sino el aumento efectivo en la productividad, el mejoramiento genético, la sanidad e inocuidad en los alimentos que llegan a las familias mexicanas.

Seguimos avanzando unidos por el rescate del campo.