Posicionamiento Ley General de transparencia y acceso a la Información Pública DMA

Home Destacado Posicionamiento Ley General de transparencia y acceso a la Información Pública DMA

POSICIONAMIENTO PARA REFERIRSE AL DICTAMEN CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY GENERAL DE TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA

Con el permiso presidente, quiero en principio, reconocer el trabajo de las distintas Comisiones. Es un dictamen, que seguramente la sociedad está esperando; que llevó horas de discusión y trabajo.

Estuve escuchando con atención los posicionamientos de Partido, estuve leyendo en los últimos días en los medios de comunicación las posturas de organizaciones, de especialistas; y desde luego, la primera de las participaciones en posicionamientos de grupo, la de mi coordinador, en donde hizo la argumentación para fijar la postura en contra de este dictamen, porque en efecto, seguramente quedaron fuera de esta transparencia, temas sumamente trascendentales e importantes para nuestro país.

Sin embargo, este es un dictamen, es una ley que la sociedad está en espera. Uno de los mayores reclamos de los ciudadanos hoy en día, es que existan mecanismos que permitan una verdadera transparencia y rendición de cuentas en la administración de los recursos públicos.  Ya que la opacidad en el manejo del erario, abre la puerta a actos de corrupción y desconfianza, de la sociedad hacia las instituciones del estado.

Y es por ello, que en este momento atravesamos una de las mayores crisis de credibilidad en sus instituciones. En todos los ámbitos en los que hay manejo de recursos públicos, debe existir claridad en cómo y en que se gasta cada peso que reciben las instituciones del estado; de lo contrario, México no saldrá del deshonroso lugar 103 de corrupción de las 175 naciones en las que se encuentra, de acuerdo al índice de percepción de corrupción del 2014, que elabora anualmente Transparencia Internacional.

En este sentido, la transparencia y la rendición de cuentas, son mecanismos eficaces y eficientes de todo régimen democrático, ya que son la base para el fortalecimiento de la participación ciudadana y la democracia; dado que sin transparencia en cómo se maneja el dinero público, no existe manera alguna de abatir la desconfianza de la ciudadanía en sus instituciones.

Como es del conocimiento público, el decreto de a la información se encuentra consagrada desde 1977, en el artículo 6 de nuestra Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, sin embargo, fue hasta el año 2002 que se emitió su ley reglamentaria; tuvieron que pasar casi 25 años para que el Congreso de la Unión, emitiera los fundamentos para proveer, transparentar, garantizar y favorecer el acceso a la información pública.

Esto habla de la falta de disposición que ha existido por parte de los poderes del estado, para proteger dicho derecho.  El estado, debe asumir la inalienable obligación de cuidar que la información del manejo de recursos públicos la sociedad en general pueda acceder a ella; y que esta sea veraz, pronta y expedita; para que todo ciudadano que así lo decida, requiera o pueda recibir de forma fácil y rápida conocimiento en materia, ciencia o asunto que sea de su interés.

Con ello, se trata de propiciar una participación ciudadana informada; esto, para erradicar la corrupción e impunidad que prevalece en México. A través de este dictamen, esta soberanía asume su compromiso con los mexicanos, y pone en marcha sus facultades. Y en atención a la transparencia y rendición de cuentas, hoy se legisla en contra de un problema que pareciera inherente a la identidad del mexicano, y que desgarra el vínculo entre el gobierno y la población; que fractura las instituciones gubernamentales y afecta a la sociedad en general, la corrupción.

Termino presidente. La corrupción y la falta de rendición de cuentas, sin duda es un dictamen, y es un inicio, que permitirá a nuestra sociedad enterarse y conocer del manejo de su recurso; pero quedan pendientes temas, que seguramente en este Senado, seguiremos en el debate para no dejar de luchar por la transparencia y el combate a la corrupción, en todo lo largo y ancho de nuestro país. Tendrá que ser, y someterse también a esta transparencia, las acciones realizadas con el energético, como lo es Petróleos Mexicanos. Gracias.