Posicionamiento sobre prevención de diabetes, medicamentos y Construcción Hospital Jesús Gilberto Gómez

Home Destacado Posicionamiento sobre prevención de diabetes, medicamentos y Construcción Hospital Jesús Gilberto Gómez

POSICIONAMIENTO PARA REFERISE A LOS DICTÁMENES CON PUNTO DE ACUERDO PRESENTADOS POR LA COMISIÓN DE SALUD RELATIVOS A LA PREVENCIÓN DE LA DIABETES, AL ABASTO DE MEDICAMENTOS Y A LA CONSTRUCCIÓN DEL HOSPITAL JESÚS GILBERTO GÓMEZ MAZA EN CHIAPAS

Con el permiso presidente.

Quiero en principio felicitar a los integrantes de esta comisión de salud, quien seguramente, ahora frente a la realidad de país y frente a tanta necesidad, es necesario vigilar, auxiliar y llamar a la responsabilidad social, a la responsabilidad pública a quienes están encargados de otorgar y de luchar para el tema de salud en nuestro país.

Aunque México ha avanzado en la atención a la salud, aún falta mucho por hacer; por ejemplo, en el caso de las enfermedades crónico-degenerativas, como es la diabetes.  Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México durante 2011, 70 de cada 100 mil personas murieron por diabetes mellitus.

Ante las alarmantes cifras y la forma en que este grave padecimiento está afectando a la población mexicana, amerita que las autoridades realicen una mayor inversión de un enfoque preventivo en la atención médica.

Por ello, se exhorta a la Secretaría de Salud a que implemente una campaña de difusión anual sobre la prevención y detección oportuna de la diabetes. Adicionalmente, será necesario reforzar los programas ya existentes como lo es el “Programa de Acción de Prevención y Control de la Diabetes,” y que se evalúe la pertinencia de crear otros programas complementarios a éste, a fin de que se logre una mayor cobertura y en consecuencia la reducción de los índices de mortalidad derivados de la diabetes mellitus.

Una población más sana, es también una población más productiva, el acceso al sistema de salud y la cobertura en salud son temas fundamentales que deben atenderse y es un derecho irrenunciable y obligación del Estado mexicano.

Lamentablemente, los obstáculos para garantizar la protección del derecho a la salud en México están relacionados con la falta de médicos, especialistas y personal de enfermería necesarios, falta de capacitación para elaborar diagnósticos eficientes y otorgar tratamientos adecuados; otros problemas son la falta de infraestructura hospitalaria y de recursos materiales aunado a un número insuficiente de camas, carencia de medicamentos y falta de infraestructura hospitalaria, sobre todo en las zonas rurales.

Para ejemplificar, según la evaluación de surtimiento de medicamentos que realizó el Instituto Nacional de Salud Pública en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en 2012, arrojó que el Instituto Mexicano del Seguro Social tenía un 86.5% del surtimiento en medicamentos, mientras el ISSSTE un 68.7% y los atendidos en las unidades de los Servicios Estatales de Salud (SESA), afiliados o no al Seguro Popular (SP), 66.9 y 62.2%, respectivamente.

Ante este panorama poco alentador, se puede apreciar la falta de medicamento en muchas de estas instituciones hospitalarias y la necesidad que cuenten con medicamento suficiente para la atención de los mexicanos.

Los usuarios que no logren obtener todos los medicamentos recetados en los servicios públicos de salud, tendrían que comprarlos en farmacias privadas, incurriendo en gastos de bolsillo y esto afecta la economía de sus hogares, especialmente aquellos de menores ingresos, pudiendo generarle gastos en su cotidianidad.

En ese sentido, es urgente que la Secretaría de Salud, en coordinación con sus homólogas estatales diseñen e implementen una política integral nacional que garantice el abasto oportuno y eficiente de medicamentos en las instituciones de salud pública.

Es una realidad que en México todavía no alcanza el nivel que se requiere para cumplir con un servicio integral de salud, sin embargo, la crisis de este sector no sólo se atañe a las carencias sino también a las omisiones.

Para ejemplificar, en algunas entidades federativas el gobierno federal ha destinado millones de pesos para la construcción de hospitales y pese a que muchos de ellos son inaugurados, algunos siguen sin funcionar, es decir no brindan la atención médica hospitalaria para la que fueron creados.

En virtud de lo anterior, se desprende una irresponsabilidad ya que inauguran un hospital pero no brinda los servicios para los que fue construido, es decir, no se traduce en la atención médica ni en la infraestructura para brindar y mejorar la atención médica a la población.

Por lo anterior es urgente que la Secretaría de Salud en coordinación con las entidades federativas rinda un informe sobre la construcción y equipamiento de los hospitales y en que estatus se encuentran en este momento.

Con la aprobación de los presentes dictámenes, se garantizará la atención médica y la infraestructura necesaria para brindar y mejorar la atención medica a su población mexicana, con apego al artículo 4º constitucional así como a los principios de transparencia y rendición de cuentas.

Es cuanto señor Presidente.