Protección a la propiedad y la familia ejidal

Protección a la propiedad y la familia ejidal

  • Propuse una iniciativa que proteja a cónyuges y concubinos en caso de faltar el titular de los derechos ejidales

 

México es una nación multicultural, como tal existen en él una gran cantidad de formas de organización; una de las más emblemáticas y de gran riqueza histórica es el ejido.

De acuerdo con el Glosario de términos jurídico-agrarios, elaborado por la Procuraduría Agraria, el ejido tiene dos connotaciones, en la primera es considerado como el núcleo de población; la segunda, se refiere a las tierras sujetas a un régimen especial de propiedad social en la tenencia de la tierra.

Aquellos titulares de los derechos ejidales son llamado ejidatarios, y son quienes labran la tierra y viven de ella. Es de resaltar que en este tipo de organización la familia entera se involucra, trabaja y vive del fruto de la tierra y de su esfuerzo.

Sin embargo, en caso de fallecimiento o ausencia del titular, el o la cónyuge o concubino, tienen la posibilidad de convertirse en los nuevos titulares de los derechos, esto a través de una figura jurídica conocida como usucapión.

La usucapión es una prescripción positiva. Esto es, la adquisición de derechos por el simple transcurso del tiempo en ciertas circunstancias. Cuando alguien se comporta como propietario y detenta la posesión de un bien, puede convertirse en su legal propietario después de 5 ó 10 años, según sea de buena o mala fe.

Al respecto, la Suprema Corte se pronunció a favor de que cónyuges y concubinos puedan adquirir la propiedad de sus parejas en caso de muerte o ausencia. La reforma que presento al respecto, tiene la intención de homologar la ley con este criterio jurisprudencial y así brindar mayor protección y certidumbre jurídica a las familias agrarias.

La iniciativa presenta una modificación al artículo 48 de la Ley Agraria en este sentido, y espero que tenga gran alcance y repercusiones positivas en la vida de miles de mexicanos y, sobre todo, de mexicanas, que son quienes más frecuentemente se encuentran en estas situaciones.