Cadáveres de víctimas sin identificar y desapariciones forzadas.

Home Trabajo Legislativo BOLETINES PRIMER AÑO PRIMER PERIODO SEP.-DIC. 2012 SEPTIEMBRE Cadáveres de víctimas sin identificar y desapariciones forzadas.

DAVID MONREAL ÁVILA, integrante de la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 8, fracción II del Reglamento del Senado de la República, presento ante esta Honorable Asamblea la siguiente proposición con punto de acuerdo, al tenor de la siguiente:

Exposición de motivos.

El artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos expresa en su párrafo primero que:

“En la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año de ejercicio del Congreso, el presidente de la republica presentará un informe por escrito en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país.”

Sin embargo, este artículo no menciona nada acerca de la veracidad de los datos con los que debe contar el Informe Presidencial.

En los informes de gobierno presentados por Felipe Calderón Hinojosa, ha sido recurrente el encubrimiento y las falacias de la realidad que azota a nuestro país. Como prueba de ello, los datos mencionados sobre las acciones emprendidas y los logros obtenidos tanto en lo político, lo económico y lo social no coinciden con la realidad.

Aunque debo adelantar que en este punto de acuerdo sólo nos enfocaremos al ramo social, y en específico, a la seguridad pública, ya que es uno de los temas que más afectaciones ha traído a los mexicanos.

Felipe Calderón dedicó el primer tramo de su discurso oficial a defender su estrategia de seguridad, que ha causado la muerte de miles de personas, cifras que oscilan entre 70 y 90 mil muertos.

En uno de sus apartados sobre este tema, el titular del Poder Ejecutivo Federal, menciona que la estrategia adoptada en contra del crimen organizado, fue la más adecuada para recuperar la paz y tranquilidad de todos los mexicanos, sin embargo, cada vez son más las personas, organizaciones y países que levantan la voz y se manifiestan en contra de esta estrategia.

Calderón, dijo que el combate a la delincuencia ha sido el reto más “desafiante” de su mandato, ha defendido a capa y espada la estrategia de seguridad adoptada desde el 2006, sin embargo la opinión alrededor de este tema, ha sido debatida en múltiples escenarios alrededor del mundo, donde las conclusiones de la mayoría están en contra de las medidas tomadas al respecto.

Se han escuchado en distintos organismos del mundo, críticas y descalificaciones a la estrategia de Calderón, en que fue un pésimo plan de acción; de una estrategia que supuestamente serviría para acabar con el negocio de las drogas y de los cárteles, pero que sólo ha traído más de 70 mil muertos y miles de desapariciones.

Tantas voces no pueden estar equivocadas, la actual política de drogas implementada en México ha sido un rotundo fracaso, la estrategia antinarcóticos no ha resuelto el problema de fondo, tan sólo ha distorsionado las fuerzas de poder en el mercado de las drogas y ha creado un ambiente de violencia sin precedentes en el país.

Sin embargo, este fracaso no sólo ha dejado claro las carencias o lo mucho que falta trabajar en nuestro país en materia de seguridad, sino que también se han descubierto otras grandes limitaciones administrativas, en lo que corresponde a las investigaciones previas y en la identificación de cuerpos.

Ariel Dulitzky integrante del Grupo de Trabajo sobre las desapariciones Forzadas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo:“Pareciera que México no tiene la voluntad o es incapaz de realizar las investigaciones debidas en el caso de desapariciones forzadas”,después de su visita a México en marzo de 2011, para la realización de un informe llamado: Informe del Grupo de Trabajo sobre las desapariciones forzadas e involuntarias [1].

Este informe detalla las múltiples carencias que existen en nuestro país para el óptimo combate a las desapariciones forzadas, y da una serie de recomendaciones acerca de mejorar los protocolos de investigación, o investigar las violaciones a los derechos humanos realizadas por las fuerzas armadas [2].

Durante una audiencia efectuada en Washington, EUA, donde tiene su sede la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Mercedes Doretti, de la organización Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), afirmó que estiman en 10 mil los restos de personas que no han sido identificados en México como consecuencia de la guerra contra en el narcotráfico que implementó Felipe Calderón en los albores de su mandato y de las 5,000 personas reportadas como desaparecidas. [3]

Es inadmisible la elevada cifra de cadáveres que existen sin identificar, esto representa una verdadera tragedia humanitaria, inaceptable en cualquier país democrático, detrás de estos asesinatos no identificadas lo que realmente vemos, es un asunto de discriminación, porque en México no se investiga la desaparición de los más pobres.

Todos los días nos encontramos con notas periodísticas que relatan testimonios de familiares cercanos a las víctimas, que tuvieron que gastar grandes sumas de dinero tratando de localizar algún familiar o pariente desaparecido, hasta el grado de perder su patrimonio. Esto porque las instituciones y los funcionarios encargados de esa tarea, no quisieron o simplemente hicieron caso omiso a las peticiones de los familiares sólo por ser de bajos recursos.

Un ejemplo de esto lo encontramos hace unos días en Ciudad Juárez, donde tan sólo en un día, fueron sepultados 24 cadáveres no identificados ni reclamados por sus familiares, [4] sin temor a equivocarme, puedo asegurarles que estas personas no fueron simplemente olvidadas por sus seres queridos, sino que los responsables y encargados de la investigación y/o reconocimiento de los cuerpos no cumplieron cabalmente con su responsabilidad.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reportó que el 2011, fue uno de los años más violentos de todo el sexenio, con más de 27 mil 199 homicidios, es decir, que la proporción de homicidios cometidos en el país, creció a 24 por cada 100 mil habitantes, 5.6% más que en 2010; [5] dato que no fue registrado en el VI y último informe del Gobierno Federal.

Como tampoco fue documentado el hecho de que el Estado de Chihuahua fue ubicado por el organismo como la entidad federativa más peligrosa del país, y que por cada 100 mil habitantes de la entidad se cometen 131 homicidios, de igual manera se ha omitido el hecho de que el Estado de Veracruz, pasó de 461 homicidios reportados en el año 2010, a 1,005 para el año siguiente, un incremento del 188%.

Sin embargo estos no son los únicos estados con el mayor número de homicidios cometidos, pues en la semana que abarcó del lunes 13 al domingo 19 de agosto, se encontraron sin vida los cadáveres de 21 víctimas en el Estado de Guerrero, dándonos en promedio tres homicidios por día. [6]

El hallazgo de cuerpos, huesos, fragmentos, tejidos y restos en más de 500 fosas clandestinas, narcococinas, tambos con ácido y en las cunetas de las carreteras ha incrementado en los últimos años el trabajo en instituciones encargadas del reconocimiento de los cuerpos no así se ha visto incrementado el personal que realiza esta labor.

Con respecto al fortalecimiento de las instituciones públicas y en particular al número de médicos especialistas en genética forense que ayudan en las labores de reconocimiento de cadáveres, éste no ha aumentado en proporción a los miles de cuerpos encontrados a lo largo y ancho del país que no han sido identificados; por otro lado, la Policía Federal si ha tenido un aumento considerado de acuerdo a cifras presentadas en el Resumen Ejecutivo del VI Informe de Gobierno, dentro del apartado Estado de Derecho y Seguridad Pública del subtítuloFortalecimiento, Depuración y Reconstrucción de las Instituciones de Seguridad Pública, página 11, que a la letra dice: “… su estado de fuerza pasó de poco más de 6 mil elementos en 2006, a más de 36 mil en 2012”.

Por lo tanto considero que es de suma importancia que en nuestro país se tomen medidas para obligar a los Ministerios Públicos (MP) a iniciar las investigaciones correspondientes en desapariciones forzadas e identificación de los cuerpos, además de determinar cuáles están vinculados al crimen organizado y cuales no.

Actualmente en México, y aunque el último Informe del Ejecutivo pretenda aparentar lo contrario, sigue habiendo un rezago importante en el buen funcionamiento de las instituciones encargadas de la seguridad pública, que afecta de manera directa la relación entre gobierno y ciudadanos, generando en éstos mucha desconfianza hacia sus instituciones.

Compañeras Senadoras y Senadores, ahora que comienza el Primer Periodo Ordinario del Primer Año Legislativo de la LVII Legislatura del H. Congreso de la Unión, debemos legislar en favor de las víctimas y de sus familiares y sobre todo de aquellos que no cuentan con recursos económicos, ya no podemos permitir que este país sea un lugar en donde la Ley se aplique sólo en beneficio de los más ricos y en perjuicio a los más pobres.

Debemos poner en marcha acciones que garanticen un mejor nivel de vida a todo el pueblo de México, donde se obligue a las instituciones y sobre todo a los funcionarios públicos a cumplir con su responsabilidad, conservando en todo momento los principios de igualdad.

Derivado de lo anterior, someto a consideración de esta honorable soberanía el siguiente:

PUNTO DE ACUERDO

PRIMERO.- Se exhorta al Poder Ejecutivo Federal, para que a través de la Procuraduría General de la República y de la Secretaría de Seguridad Pública, envíe el informe real de la situación que guarda la Seguridad Pública en nuestro país.

SEGUNDO.- Se exhorta a la Procuraduría General de la República para que envíe a este recinto, un informe pormenorizado acerca de los 10 mil cadáveres sin identificar que se han registrado, el estatus de las investigaciones realizadas en torno a su identificación, así como el proceso que guarda la investigación de los desaparecidos hasta el día de hoy.

TERCERO.- Se exhorta al Ejecutivo Federal, a que informe respecto de las medidas adoptadas como consecuencia de las observaciones y recomendaciones hechas a nuestro país, por parte de los distintos Organismos Internacionales No Gubernamentales, con respecto a la lucha contra el narcotráfico del actual sexenio.

Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los 4 días del mes de Septiembre de 2012.

 

 

[1] Artículo electrónico “Emite ONU 33 recomendaciones a México por desapariciones”, 15 de marzo de 2012. Disponible en: http://www.informador.com.mx/mexico/2012/363595/6/emite-onu-33-recomendaciones-a-mexico-por-desapariciones.htm
[2]Artículo electrónico Informe de Misión a México, Grupo de Trabajo de la ONU sobre “Las desapariciones forzadas o involuntarias”Disponible en : http://dl.dropbox.com/u/21215461/img/Informes/Desaparicion%20forzada%20WEB.pdf
[3] Artículo electrónico “Demandan a Calderón por 10 mil víctimas no identificadas de su narcoguerra”, 23 de marzo de 2012. Disponible en: http://www.proceso.com.mx/?p=301818
[4]Artículo electrónico “Sepultan a 24 sin identificar en Juárez”, 14 de Agosto de 2012. Disponible en: http://www.reforma.com/nacional/articulo/668/1335433/
[5] Artículo electrónico “Fue 2011 con más homicidios en el sexenio: INEGI”, 21 de agosto de 2012. Disponible en: http://excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=portada&cat=28&id_nota=854417
[6] Artículo electrónico “Cada día, tres personas mueren en Acapulco por disputa de plazas”, 20 de agosto de 2012. Disponible en: http://www.encuentro29.com/vernoticias.php?artid=111273&relacion=MEXICO%20ROJO&cat=491