Reconciliación para un buen gobierno

Reconciliación para un buen gobierno

Es verdad que los gobernadores priistas han desfalcado a la nación, han sido irresponsable en materia de seguridad y omisos en cuanto a la violación sistemática de los derechos humanos de sus gobernados, pero en esta nueva era debemos apremiar la unidad y el trabajo en equipo antes que el conflicto y la venganza.

En la reunión que recientemente sostuvo Andrés Manuel López Obrador, se pactó el trabajo en equipo para solventar las deficiencias que actualmente presentan las entidades en materia de gobernabilidad, legitimidad y cumplimiento de sus obligaciones constitucionales.

Esta estrategia política es fruto del compromiso que Andrés Manuel hizo de no optar por la persecución política, sino por la reconciliación que permita pacificar al país.

En este mismo sentido, este viernes Andrés Manuel se reunirá con 8 funcionarios norteamericanos de alto nivel para definir los ejes de las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos; el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, será quien encabece esta reunión por parte del equipo estadounidense, que también estará integrado por el asesor de la Casa Blanca, Jared Kushner; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; la secretaria de Seguridad Nacional, KirstjenNielsen; y el encargado de la embajada, William Duncan.

También con el vecino del norte debemos limar asperezas y trabajar en equipo por un futuro en común, lejos ya de la lógica neoliberal y apostando por un trato amistoso entre dos naciones soberanas; sobre todo, tomando en cuenta que las negociaciones del Tratado de Libre comercio con América del Norte siguen en marcha.

Así mismo, con los senadores y diputados federales electos de Morena, delineó una agenda legislativa que impulse 12 reformas legales en materia de corrupción, economía, educación y gasto público responsable:

1)La ley reglamentaria de salarios mínimos. 2)Preparar la reforma legal para la Secretaría de Seguridad Pública. 3) Que el Presidente pueda ser juzgado. 4)Considerar delitos graves la corrupción –en todas sus modalidades–, robo de combustibles y fraude electoral. 5) Realizar la ley de ingresos y de presupuesto 2019. 6)Trasladar el Estado Mayor Presidencial a la Secretaría de la Defensa. 7) Revertir el decreto de privatización del agua, firmado por el presidente Enrique Peña Nieto. 8.-Revocar las leyes de la Reforma Educativa. 9)Establecer el derecho a la educación pública y gratuita en todos los niveles. 10.- Establecer el mecanismo de consulta para revocación del mandato y “quitar candados para consulta ciudadana”. 11) Revisar si se necesita llevar a cabo alguna reforma para aumentar el salario mínimo al doble en la zona fronteriza del norte del país, y cambios en leyes, reglamentos, decretos o acuerdos para ajustar la estructura administrativa de gobierno al “plan de austeridad republicano” y 12) despenalización del aborto en toda la república.

Todo lo cual se impulsará desde un debate amplio al que estarán invitados los legisladores de otras bancadas, expertos, científicos, organizaciones no gubernamentales, académicos y sociedad civil, a diferencia de la táctica del “mayoriteo” que prevaleció en pasadas legislaturas.

Con este plan en marcha, se sientan las bases de una auténtica democracia y se marca el inicio de una nueva era para México.