Trump vs Obrador

Trump vs Obrador

El llamado “Viacrucis Migrante 2018” partió el 25 de marzo de Chiapas, estado fronterizo con Guatemala. El 80% de sus integrantes son hondureños, el resto guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses que huyen de la violencia y la pobreza en sus países.

Este martes, Trump escribió en Twitter que la ayuda de Estados Unidos a Honduras está “en juego” si la caravana no detiene su marcha.

Sin más detalles sobre ese plan, no quedó claro qué cuerpo de las Fuerzas Armadas se encargaría de proteger la frontera sur, que actualmente está vigilada por agentes migratorios entrenados específicamente para ello.

El mismo día en Gómez Palacio, Durango, el candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, retomó su postura frente a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de militarizar la frontera sur de su país.

Ante miles de seguidores, calificó el anuncio como “una afrenta” a nuestro país de parte de “un mal vecino” y aseguró que vestirían rompa blanca en símbolo de paz.

Cabe mencionar que Videgaray también escribió en twitter que “La caravana ‘Víacrucis del Migrante’ se dispersó gradualmente por decisión de sus participantes. La política migratoria mexicana se ejerce de manera soberana y conforme a derecho, y no a partir de presiones o amenazas externas”.

¿Es la soberanía de una nación suficiente para detener el tránsito de personas por nuestro planeta? ¿Son los países lugares designados a una entidad jurídica o es acaso que todos los humanos tenemos el derecho de desplazarnos por el mundo?

Mucho se ha hablado de la revolución de los derechos humanos que colocan al ser humano al centro de la actividad jurídica, tanto nacional, como supra nacional. Sobre todo tomando en cuenta el contexto de violencia y pobreza del que intentan escapar los migrantes sudamericanos.

Sin embargo el discurso del presidente más poderoso del mundo contrasta con este lento avance en la concepción del hombre en su entorno y los derechos que le asisten.

Considero que el mensaje del secretario de relaciones exteriores fue acertado, sin embargo, en el mensaje de obrador se sentía mucho más esta postura importante de mantener como política exterior: paz, respeto y unidad.

Por otro lado Trump, polémico y retador como siempre, hizo un gesto de enemistad con los pueblos del mundo, anclado en una visión pobre, torpe, vieja e injusta de ocupación del espacio por la violencia. Discurso presente en políticas fascistas que tristemente una gran cantidad de naciones en el mundo mantienen con personas de otras latitudes cuando llegan a sus puertas.

México no es la excepción. Por eso al voltear a ver a Estados unidos estamos obligados a reflexionar sobre la política migratoria con la que deseamos ser tratados e implementarla de forma interna como un acto de congruencia.

Son 70 mil migrantes los que han desaparecido en territorio nacional, además de los asesinados, torturados, extorsionados, hurtados, humillados y segregados.

Más que un roce, este hecho debe ser una oportunidad de reflexión, sobre todo tomando en cuenta que estamos preparando una regeneración nacional, no sólo política, sino moral.