Zavala declina como una estrategia de última hora ante el inminente triunfo de Obrador

Zavala declina como una estrategia de última hora ante el inminente triunfo de Obrador

Se veía venir, Margarita Zavala declina sus aspiraciones presidenciales a 46 días de la elección. ¿Por qué? ¿Qué explicación va a dar a sus firmantes? ¿Qué explicación dará a la militancia panista que iba con ella? ¿Cómo explicará su casi segura unión con Anaya?

Anaya no tardó en reconocer la “valentía” de Zavala al declinar, quizá otros dirían cinismo.

Para quienes desde un inicio advertimos que todos los candidatos que enfrentan a Obrador son distintos rostros de los mismos intereses, no es una sorpresa que estén cambiando de estrategia a última hora, pues el seguimiento de las preferencias electorales sigue marcando un crecimiento constante en favor de Obrador, mientras los otros candidatos luchan por no desplomarse.

Juegan con fuego al mostrar la facilidad con la que cambian de rostros y de discursos, pues el electorado está atento y más informado que nunca.

Piensan en términos económicos la democracia. Los votos de Anaya, más los que les queden del PRD y los de Zavala no pueden sumarse. Los simpatizantes de buena fe en sus partidos no cambian de humor tan fácilmente como ellos y pueden voltear a ver a morena como una alternativa real que mantiene principios morales y espíritu nacionalista auténtico.

Es un espectáculo entre lo grotesco y lo risible. Corrompieron la figura de candidatura independiente para postular a la esposa de un expresidente que hundió a nuestro país en la violencia y a un Bronco a todas luces priista con la intención de captar a los votos indecisos; su sorpresa es que los indecisos ahora van con AMLO, y su crecimiento en las encuestas a estas fechas les preocupa.

Si ya no son capaces de captar nuevos votos, su estrategia ahora es sumarlos y la única manera de lograrlo es con la declinación del Zavala que todavía se debe a sus 33 años de militancia panista.

Quién sabe, tal vez mañana sea el mismo Meade quien también decline.

No obstante, estas son buenas noticias para Morena y para Andrés Manuel, porque permite observar a la mafia del poder en acción intentando retener su privilegio de mandar a toda costa, pues el negocio de la corrupción es altamente lucrativo y no quieren renunciar a sus “fuentes de ingresos”.

Es momento de renovar el llamado a la militancia de todos los partidos políticos y a la ciudadanía en general a unirse en el proyecto amplio, incluyente y progresista que la coalición “Juntos Haremos Historia” tiene como plataforma electoral.

No se dejen manipular por los intereses de sus dirigencias. Voten libremente y con consciencia de la trascendencia que su sufragio tiene para la historia de nuestra nación.

#JuntosHaremosHistoria