Edit

Desde mis inicios como servidor público, he mantenido la certeza de que sólo los ciudadanos pueden dirimir y participar de los asuntos del gobierno y la política, siendo ellos los principales beneficiados y también los más perjudicados por decisiones tomadas sin su consentimiento y su participación.

 La mayor riqueza de México es la honestidad de su pueblo

La bondad de los mexicanos nos ha llevado siempre a la unión y a la fraternidad en los momentos más difíciles de nuestra historia. Por eso desde la visión de este nuevo gobierno le estamos brindando toda nuestra confianza a las y los mexicanos que nunca se dejaron eclipsar por el modelo neoliberal y que han preferido actuar con solidaridad y no de manera individualista.

Hoy nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, anunció la entrega de nuevos “créditos a la palabra” para pequeñas y medianas empresas que durante esta contingencia sanitaria se han mantenido solidarias con sus trabajadores respetando sus salarios y su integridad, así como la de sus familias.

La confianza de este gobierno hacia su gente ha sido manifestada desde el inicio y se convirtió en uno de los principales valores que abanderan esta administración, pues tal como lo ha manifestado el presidente de la república, “con el pueblo todo y sin el pueblo nada”.

Una muestra clara del compromiso que se ha establecido con todos los mexicanos es el Crédito Ganadero a la Palabra, que desde hace más de un año ha beneficiado a más de 6 mil 500 pequeños ganaderos en zonas prioritarias del territorio mexicano. Este crédito ha logrado gradualmente el repoblamiento de los hatos y el crecimiento en infraestructura, así como la mejora genética del ganado mexicano.

La confianza que hemos puesto en cada uno de los beneficiarios de este crédito es inédita, pues respaldamos el valor de la palabra, tal como lo hacían nuestros abuelos y nuestros padres que trabajaban en el campo. Por eso confiamos plenamente en el trato que hemos adquirido con cada uno de los ganaderos a los que se ha beneficiado con este bondadoso programa.

Los casos de éxito son palpables, se ha logrado cambiar la vida de pequeños productores que por muchos años fueron abandonados a su suerte, pero hoy eso ha cambiado con el fortalecimiento al campo y a nuestra gente dedicada a la agricultura. El Crédito Ganadero a la Palabra es un ejemplo de cómo los apoyos directos y sin intermediarios han fortalecido la economía de pequeñas y pequeños productores que han recibido hasta diez vaquillas para el mejoramiento de su producción.

Este esfuerzo es compartido, pues cada uno de los beneficiarios hace cada día su trabajo para que los apoyos recibidos rindan fruto; somos conscientes de ese esfuerzo y valoramos que hoy más que nunca nuestra gente del campo no se ha detenido para seguir brindando los productos primarios a todos los mexicanos.

Estas acciones como el Crédito Ganadero y los demás créditos a la palabra que el Gobierno de México ha otorgado son el reflejo de la confianza que hemos depositado en cada uno de los mexicanos. Toda nuestra confianza y apoyo está con ustedes.

 

Editorial

1 Comment

  • Honestidad ???…
    Cuál honestidad !?!?…
    Si México es reconocido mundialmente por su imparable corrupción!… comenzando por los funcionarios públicos!. Impunidad total !!!

Comments are closed.

Ponte en contacto

© 2020, David Monreal. Todos los derechos reservados.