Edit

Desde mis inicios como servidor público, he mantenido la certeza de que sólo los ciudadanos pueden dirimir y participar de los asuntos del gobierno y la política, siendo ellos los principales beneficiados y también los más perjudicados por decisiones tomadas sin su consentimiento y su participación.

 Más presupuesto sanitario, presencia de la GN y colaboración con Guatemala

Se estima que cada año entran de forma ilegal un millón de cabezas de ganado por la frontera sur mexicana, en condiciones irregulares que permite comercializarlas a bajos costos, afectando a los productores nacionales, además del riesgo sanitario que representan.

En este sentido, el gobierno federal ha emprendido diferentes acciones para revertir este fenómeno, que -como se advierte en el encabezado-, incluyen un mayor presupuesto para los estados fronterizos, la presencia de la Guardia Nacional y un convenio de colaboración con Guatemala para sanear a los animales que ingresan de forma irregular al país por la frontera sur.

Cabe destacar que el propósito no es limitar el comercio, sino formalizarlo para crear condiciones equitativas y seguras para ambos países y para toda la región.

Asimismo, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, anunció la implementación de un “cinturón de control” encabezado por la Guardia Nacional para evitar el tráfico ilegal de ganado por la frontera sur.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2020, se puede observar que los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo presentan un aumento en los recursos asignados para programas de sanidad e inocuidad agroalimentaria, lo que responde a las necesidades derivadas de la colindancia con Guatemala y Belice.

En total, las 4 entidades fronterizas recibirán 236.6 millones de pesos para la frontera y a nivel federal llegará a los 3 mil 748.9 millones. El aumento para la frontera con respecto del año pasado será de 8.2 millones.

Como publicara el medio Mongabay Latam en su artículo “Ganado ilegal en México: las claves de la devastación en la Selva Lacandona”, las vacas que entran desde Guatemala son traídas por brechas a pie o en camionetas, cruzando el río Usumacinta. También traen los animales nadando o en pangas (lanchas) acondicionadas especialmente para el paso de ganado”.

Se sabe que una vez en territorio mexicano son falsificados sus elementos de identificación y sanidad, por lo que la falta de control resulta en un riego grave para la salud pública y para el comercio local de ganaderos que se ven en desventaja ante los precios del ganado ilegal procedente de Centroamérica.

Con estas acciones también se combatirá la corrupción y complicidad en las instituciones públicas, como el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), y el Sistema Nacional de Identificación de Ganado (Siniiga), que como parte de la nueva administración regresa su rectoría a la Coordinación General de Ganadería, desde donde habrá un mayor control de los dispositivos de identificación.

Editorial

Ponte en contacto

© 2020, David Monreal. Todos los derechos reservados.